A pitcher who doesn't need to be remembered
WAR en Español

War en Español: Un dilema mexicano

Advertencia de contenido: violación, agresión sexual y abuso doméstico.

Cuando entré por primera vez en el béisbol no afiliado, gravité hacia las principales ligas de México.

Tenía sentido, tanto la Liga Mexicana de Béisbol de verano como la Liga Mexicana del Pacífico de invierno son ligas de alto nivel que están llenas de jugadores talentosos y muchos nombres que ya conocía.

También han sido bastante fáciles de ver en estos últimos seis años. Sin embargo, siempre ha habido razones más allá del béisbol que se juega, que han hecho que las ligas mismas sean difíciles de defender.

Por un lado, eso es parte del juego, porque los equipos de béisbol profesional son propiedad de personas bastante ‘sucias’ y las oficinas de la liga están dirigidas por gente bastante ‘turbia’ sin importar la liga o el nivel. Por otro lado, cuando ambas ligas parecen no estar dispuestas a dar un ‘carajo’ por las mujeres que las miran, eso se convierte en un problema más generalizado.

Mientras escribo esto, Leones de Yucatán acaban de perder en un emocionante Juego 7 de la Serie del Rey. Si hubieran ganado, es probable que el hombre que llegara a la final por los Leones hubiera sido Josh Lueke.

Ese es el mismo Josh Lueke, quien en 2008 se declaró sin oposición al encarcelamiento falso con violencia en un esfuerzo por evitar un cargo de violación y sodomía no consensuada. Él evitó esos cargos, pero eso no cambia el hecho de que admitió acciones que constituyeron a violación.

Luego está el chico del cartel de la temporada LMB de este año, Addison Russell. Las historias de la violencia de Russell contra su expareja incluyeron años de abuso físico y emocional. Russell nunca admitió sus acciones, pero aceptó su suspensión de las Grandes Ligas y se sometió a asesoramiento por las acusaciones en su contra.

Este no es un tribunal de justicia, así que llamemos a lo que Russell hizo exactamente lo que hizo: Admitió sus acciones ‘sin admitir realmente sus acciones’. Luego, este año fue traído a LMB donde tuvo una gran temporada, es un potencial candidato al Jugador Más Valioso y ha aprovechado su éxito en un contrato de LMP este invierno. Ninguna de esas historias se compara con las oportunidades que ambas ligas le brindan a Luke Heimlich.

Heimlich, un lanzador universitario altamente condecorado, se encontró sin una vía para continuar su carrera de béisbol profesional después de que todos los equipos de la MLB lo rechazaran y la oficina principal de la Liga China de Béisbol Profesional de Taiwán prohibiera su fichaje con un equipo.

¿La razón influyente en tan inexorables decisiones?: Heimlich había sido condenado cuando era un adolescente por agredir sexualmente a su sobrina. Sabiendo esto, Driveline Baseball continuó entrenando a Heimlich y fue en uno de sus días profesionales donde un equipo de la LMB lo vio y lo contrató.

La oficina principal de la LMB no se inmutó y tampoco la oficina principal de la LMP cuando firmó con uno de sus equipos el invierno siguiente. Heimlich no había lanzado para ninguna liga, ni en el béisbol, desde la temporada 2019-2020. Sin embargo, las prácticas de contratación tóxicas y la cultura de las dos principales ligas mexicanas no son exclusivas de los jugadores.

Toros de Tijuana de la LMB le dio un trabajo gerencial a Omar Vizquel en 2019. Le permitieron permanecer en ese puesto incluso cuando su esposa presentó acusaciones de agresión brutal en su contra.

Surgieron detalles de él golpeándola, empujándola y obligándola físicamente a firmar documentación de que él en realidad no hizo esas cosas. Sin embargo, a los Toros y a la LMB no les importó, no hasta que surgieron acusaciones de que Vizquel había agredido sexualmente a un batboy autista mientras era gerente de los Birmingham Barons.

Ahora se había cruzado una línea en la cultura hipermasculina del béisbol profesional mexicano. La violencia y la violación contra las mujeres con las que pueden lidiar las ligas, pero contra otro hombre o niño, eso es demasiado. Por lo menos, podría seguir, hay muchos más ejemplos, como el fichaje de Yasiel Puig y Roberto Osuna con clubes de la LMB esta temporada (y probablemente Osuna fichando con un club de la LMP en este invierno).

El mensaje es claro, en los niveles más altos del béisbol mexicano las mujeres no importan. El despido por asalto y abuso de mujeres no se limita solo a las filas de las ligadas a las ligas. También se puede ver en los que cubren el béisbol en México. El lanzador de los Dodgers de los Ángeles, Julio Urías, recibe cobertura casi a diario en la prensa de béisbol mexicana por sus hazañas en la MLB y es alabado como un héroe de México sin una sola palabra sobre su suspensión de la MLB por abuso doméstico.

México ha creado una cultura tóxica alrededor de su béisbol profesional, donde todo lo que importa es lo que ocurre en el diamante de béisbol. Siempre que no cometa un acto sexual de violencia contra un hombre o un niño, los equipos y oficinas de la LMB y la LMP están dispuestos a mirar para otro lado.

Los periodistas tampoco tienen tiempo para ninguna forma de abuso que no viole la hipermasculinidad de la cultura mexicana. Lo más triste es que ambas ligas tienen innumerables fanáticas y esencialmente les piden a estas mujeres que se sienten allí y se callen mientras sus equipos firman a abusador tras abusador sin un final a la vista. Todavía sigo ambas ligas y tengo equipos a los que apoyo, pero también retrocedo tanto como puedo y destaco a los horribles seres humanos que ambas ligas parecen disfrutar empleando.

Sin embargo, no es suficiente, lo sé y también sé que utilizo las ligas no afiliadas como un escape de la MLB. ¿De qué estoy escapando exactamente cuando dos de las ligas que veo con frecuencia tratan la violencia doméstica y el abuso de mujeres ni siquiera como la pequeña molestia que MLB a menudo pinta esos actos?

No espero que la LMB o la LMP cambien su método de operación en el corto plazo. Para ellos, el béisbol es béisbol y mientras no cumpla con la única advertencia de hacer algo que pueda ser visto como menos que masculino, realmente no les importa lo que haga. Ganar y producir es lo único que importa.

Haz eso en México y las principales ligas siempre tendrán un lugar para ti. Si tan solo la LMB y la LMP tuvieran el mismo respeto por sus muchas mujeres fanáticas que por los violadores y abusadores domésticos.

Foto principal cortesía de Internet – Minor League Baseball

Cortesía de traducción – Yirsandy Rodríguez

Liked it? Take a second to support Words Above Replacement on Patreon!
Share
Bill Thompson
Father (human/feline/canine), husband, Paramedic, Socialist, writer Internet Baseball Writers Association of America and Off the Bench Baseball; freelance writer at various online and print publications. Member Internet Baseball Writers Association of America & Society for American Baseball Research.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *