Lázaro Blanco during one of his 2020-2021 SNB playoff performances
WAR en Español

War en Español: Uno de los mejores de su generación

Con la conclusión de los playoffs de la 60 Serie Nacional de Béisbol de Cuba (SNB), la temporada de béisbol 2020-2021 llegó oficialmente a su fin.

Si bien se jugó mucho béisbol y hubo grandes logros, el desempeño de un jugador sobresalió más que el de cualquier otro: La grandeza del diestro abridor de los Alazanes de Granma, Lázaro Blanco.

Lo sorprendente es que los logros de este jugador especial fueron mucho menores de lo que probablemente deberían haber sido, ya que terminó sin jugar durante los meses de verano después de que la Liga Mexicana de Béisbol cancelara su temporada y se quedara sin equipo. Blanco, de 35 años, jugó en el invierno y su actuación en dos ligas fue más que exigente para permitirle terminar la temporada de béisbol como el mejor lanzador no afiliado del mundo.

La temporada de 2020 de Blanco no comenzó cuando estaba programada originalmente. Se suponía que 2020 sería el año en que haría su debut en la LMB con Saraperos de Saltillo. La cancelación de la temporada de la LMB debido al azote del Coronavirus anuló cualquier actividad de béisbol para Blanco durante todo el verano fuera de Cuba.

Si bien no verlo lanzar fue un fastidio, la situación tuvo el buen efecto secundario de darle tiempo al brazo del as cubano para descansar. Por lo general, lanzaba cada 12 meses y, a pesar de tener excelentes resultados, sin duda también tuvo algunos efectos nocivos en su brazo.

Tras perderse el verano, el invierno de Blanco empezó como de costumbre, con los Alazanes de Granma en la SNB. Fue dominante durante poco más de un mes con Granma antes de viajar para ejercer su oficio en la Liga de Béisbol Profesional Nacional de Nicaragua (LBPN) con Leones de León.

Los Leones eran los campeones defensores de la LBPN y, aunque la incorporación de Blanco ayudó enormemente a su cuerpo de lanzadores, no pudo compensar los reveses en otras áreas. Aun así, se desconectó y terminó cuando los Leones no lograron salir de la fase de todos contra todos en los playoffs.

La temporada de Blanco en la LBPN no debería haber terminado ahí. Tigres de Chinandega, los eventuales campeones de la LBPN 2020-2021, intentaron agregarlo a su lista, pero un contratiempo con la oficina cubana del deporte terminó con su solicitud denegada y Blanco estaba en camino de regreso a Cuba con sus Alazanes.

Sin perder el ritmo, Blanco saltó del avión y procedió a dominar todas las alineaciones de la SNB que enfrentó el resto del año: Guió a los Alazanes a las finales de los playoffs, encabezando las fases de Cuartos de Finales, Semifinales y la Final. Y, en esa serie final contra los Cocodrilos de Matanzas, la mayoría, incluyéndome a mí, predijo que perderían su grandioso juego.

Una actuación preparó la mesa para que Granma conmocionara al mundo del béisbol cubano al vencer fácilmente a un poderoso equipo de Cocodrilos de Matanzas y tomar por tercera vez en la historia el título de la temporada SNB.

Cuando el polvo finalmente se asentó, una cosa quedó clara: Blanco estaba mejor que nunca. El hombre más considerado como el mejor lanzador de esta generación cubana 

había demostrado que merecía estar en la conversación como uno de los mejores lanzadores cubanos de todos los tiempos. Más que eso, Blanco pasó de ser un gran lanzador cubano al aire enrarecido de ser un gran lanzador en el juego mundial de béisbol.

Si bien nunca llevará su potencial a un campo de béisbol de las Grandes Ligas, no creo que Blanco necesite hacer eso para terminar su carrera como uno de los mejores lanzadores que se hayan visto en la pelota cubana.

La última línea de estadísticas de Blanco para 2020-2021 tiene efectividad de 2.39 y WHIP de 1.196 en 173 entradas lanzadas. Tuvo 50 boletos, 141 ponches y en cada paso del camino se veía como uno de los mejores lanzadores del planeta. Su línea de estadísticas, por muy buena que sea, no le hace justicia. Cuanto más duraba la temporada, más claro se volvía que su equipo probablemente ganaría el juego ese día si él estaba en el montículo.

Hizo una de esas actuaciones que los fanáticos del béisbol cubano mirarán hacia atrás en los próximos años y que aún tienen en la más alta estima. Si no estás sintonizado con quién es Lázaro Blanco y por qué es uno de los mejores lanzadores de su generación, ahora es un buen momento para subirte al tren de bombo del as de los Alazanes de Granma y de Cuba.

Foto principal cortesía de Desconocido – Football 24 News

Cortesía de traducción – Yirsandy Rodríguez

Liked it? Take a second to support Words Above Replacement on Patreon!
Share
Bill Thompson
Father (human/feline/canine), husband, Paramedic, Socialist, writer Internet Baseball Writers Association of America and Off the Bench Baseball; freelance writer at various online and print publications. Member Internet Baseball Writers Association of America & Society for American Baseball Research.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *