Carlos Juan Viera on the mound for Leñadores de Las Tunas
WAR en Español

WAR en Español: Los Saraperos Cubanos

La última vez que escribí sobre la rotación de Saraperos de Saltillo fue antes de la temporada 2020 de la Liga Mexicana de Béisbol que nunca se llevó a cabo.

Acababan de firmar a Lázaro Blanco y se combinaron con Félix Doubront —técnicamente también tenían a Sergio Mitre en ese momento, pero cuanto menos se hablara de un hombre acusado de violar y asesinar a un niño de dos años, mejor—. Tenían todos los ingredientes para una rotación inicial de impacto. Sin embargo, la temporada de 2020 nunca llegó a jugarse, y antes de que incluso se pensara en esta campaña de 2021, los Saraperos perdieron a Doubront ante el Uni-President 7-Eleven Lions de la Liga China de Béisbol Profesional.

Eso sucedió: Buenas noticias para Doubront y un gran golpe para los Saraperos.

Afortunadamente para los fanáticos de los Saraperos, el equipo no se ha contentado con simplemente sentarse y lamer sus heridas. Más bien, tomaron la pérdida de Doubront y decidieron rehacer su rotación inicial para que ahora tenga un Top-4 que es quizás el mejor de la liga. Mantuvieron el rumbo con el lanzador cubano Lázaro Blanco y, luego, anunciaron que habían fichado a los compatriotas cubanos del as de los Alazanes de Granma, trayendo al diestro Carlos Juan Viera y el zurdo Yudiel Rodríguez para contratos de cara a la temporada de 2021. Inmediatamente, los tres brazos cubanos se unieron a Jonathan Sánchez para convertirse en los cuatro mejores de la rotación y, una vez más, le han permitido a los Saraperos lucir la que posiblemente será una de las mejores rotaciones de pitcheo de toda la liga.

Todo comienza con Blanco, o como he venido a llamarlo, el “Big Hoss”. Blanco, de 35 años, ha sido una fuerza dominante en la Serie Nacional de Béisbol de Cuba durante años. El debate actual en torno a Blanco no es si ha sido o no el mejor lanzador de Cuba durante la última década, sino si ha hecho lo suficiente para ser considerado uno de los mejores lanzadores cubanos de todos los tiempos. Eso te da una pequeña idea de lo que estás enfrentando cuando se trata de un diestro de alta categoría.

Blanco, dividió su 17ma temporada en el béisbol cubano (2020-2021) entre los Alazanes de Granma en la SNB (Serie Nacional de béisbol de Cuba) y Leones de León de la Liga de Béisbol Profesional de Nicaragua. Como se ha vuelto habitual para el espigado diestro cubano, fue dominante en ambas ligas, registrando una efectividad combinada de 2.32 con 131 ponches en 159 entradas lanzadas.

La temporada de Blanco aún no ha terminado.

Si Blanco es el as establecido del nuevo personal de Saraperos, entonces Viera será su joven arma. A los 32 años, Viera puede parecer un nombre ‘inapropiado’, pero en realidad no lo es: Tiene un brazo que asemeja un látigo, se sienta a 93-94 millas por hora con su bola rápida, lo que lo hace parecer más joven de lo que realmente es. Viera ha pasado sus últimos dos años estableciéndose como el as de los Leñadores de Las Tunas. Y, recientemente, exhibió su talento en la Liga Mexicana del Pacífico para parte de 2020-2021, donde se usó principalmente en el bullpen y fue —¿lo adivinaste?— ¡genial en ese papel!

Mientras que Blanco es astuto y usa sus lanzamientos quebrados para preparar la ubicación de su bola rápida, Viera trabaja sobre los bateadores con un enfoque de poder. Ataca a los bateadores con su recta de cuatro costuras y luego usa una combinación engañosa de sinker y cambio de velocidad para alejarlos. El enfoque de Viera ha resultado en una efectividad de 2.93 con un WHIP de 1.118 en 136 entradas lanzadas en ambas ligas, la SNB y la Liga Mexicana.

No hay nada de malo en ser el cuarto hombre en una rotación que tiene a Blanco y Viera como un doblete. Esa es la posición en la que se encuentra el zurdo Yudiel Rodríguez. También es el abridor mayor a sus 37 años y eso es fácil de discernir en su enfoque. Mientras que Blanco y Viera pueden meterse en problemas trabajando los bordes y teniendo altos totales de boletos, Rodríguez ataca la zona con más frecuencia. No siempre fue así, pero en los últimos años ha comenzado a lanzar más que a ‘tirar’ y eso ha derivado en más contacto de sus oponentes. Rodríguez no va a derribar a los bateadores, pero lo que hará es permanecer en la zona e inducir un contacto suave que dejará a los bateadores frustrados: Sus números de 2020-2021 son simplemente adecuados para un tercero o cuarto hombre clásico en la rotación, con una efectividad de 3.57, y 87 ponches en 151.1 entradas lanzadas.

Los Saraperos se arriesgan al apostar con todo en sus tres principales importaciones cubanas. Siempre existe la posibilidad de que los tres tengan los brazos cansados ​​y también vean que su potencial disminuye considerablemente. Con Blanco esa es la principal preocupación, mientras que con Viera sus episodios periódicos de desenfreno generan inquietud, y Rodríguez se acerca a la edad en la que su efectividad siempre es un signo de interrogación de cara a la siguiente temporada.

Dicho esto, si los tres hombres se desempeñan a la altura de sus capacidades, los Saraperos podrán montar sus brazos hasta los playoffs y probablemente serán los primeros clasificados por un título de la Serie del Rey. Esa es una gran rotación y mi apuesta está en que los Saraperos obtendrán exactamente ese tipo de producción de su nuevo monstruo cubano de tres cabezas.

Foto principal cortesía de István Ojeda Bello – Esquina Caliente

Cortesía de traducción – Yirsandy Rodríguez

Liked it? Take a second to support Words Above Replacement on Patreon!
Share
Bill Thompson
Father (human/feline/canine), husband, Paramedic, Socialist, writer Internet Baseball Writers Association of America and Off the Bench Baseball; freelance writer at various online and print publications. Member Internet Baseball Writers Association of America & Society for American Baseball Research.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *